Cradle to Cradle®

Ser una empresa Cradle to Cradle® significa ir más allá de lo que la mayoría de las personas consideran sostenibilidad.

Hacia 2020, todos nuestros materiales deberán estar libres de toxinas nocivas (aunque estén permitidos por todas las reglamentaciones, ciertos componentes químicos no son lo suficientemente saludables para cumplir con la filosofía Cradle to Cradle®), la energía utilizada será renovable y los bienes especialmente diseñados se podrán devolver y se podrán usar los materiales para fabricar nuevos productos de alta gama, debido a lo cual ya no será necesario seguir utilizando recursos naturales para satisfacer la creciente demanda de los consumidores de todo el mundo.

En pocas palabras, la visión permite a las empresas y a las personas prosperar mientras toman conocimiento del delicado ecosistema del planeta y los recursos finitos. Aborda directamente tres desafíos mundiales a los que nos enfrentamos: la toxicidad en los materiales, el cambio climático y la escasez de recursos.

También se trata de asegurarnos de que todo lo que hacemos tenga un impacto positivo en la salud de los seres humanos.

Los cinco criterios que Desso y otras empresas Cradle to Cradle® deben cumplir son:

Desso Material health

1) Salud material: garantizar que todos los componentes químicos de los productos estén definidos como positivos (ya sea óptimos/verdes o tolerables/amarillos). Esta cualidad se juzga según un conjunto de criterios ambientales y de salud humana, y se deberá eliminar del proceso y reemplazar cualquier componente que esté clasificado como rojo (riesgo alto) o gris (no puede clasificarse).

Desso cumple este objetivo con su nuevo soporte DESSO EcoBase®, que contiene una capa basada en poliolefina que es 100% reciclable de manera segura en el propio proceso de producción de Desso. Las moquetas en losetas que tienen Desso EcoBase® obtuvieron la Certificación Plata Cradle to Cradle® por haber alcanzado un nivel en el que hasta un 97% de los materiales están definidos de manera positiva1) (verde o amarillo).

Material Reutilization

2) Reutilización de materiales: se deben poder identificar los flujos de materiales que se pueden reutilizar cuando el producto se recupera después de haber sido usado por el usuario o el cliente. Los materiales se reutilizan como materias primas en el proceso de fabricación (ciclo técnico) o como nutrientes biológicos (ciclo biológico).

El núcleo de la filosofía Cradle to Cradle® es la idea de que "los desechos equivalen a alimentos". Por lo tanto, en el caso de las moquetas, Desso ha desarrollado la tecnología para recuperar moquetas y reciclar o reutilizar los materiales.

En la actualidad, recuperamos las moquetas usadas de nuestros clientes y de nuestra competencia y separamos el hilo y otras fibras del soporte, y así producimos dos flujos de materiales principales que se pueden reciclar. Después de una etapa de purificación adicional, se devuelve el hilo (con la pureza necesaria) al fabricante de hilo para que produzca hilo nuevo. En todo el proceso, se necesitan algunos materiales vírgenes para compensar las pérdidas y la ineficiencia del proceso. El actual soporte de betún se recicla como materia prima valiosa para la industria de tejados y carreteras. Todas las partes no reciclables se utilizan como combustible secundario en la industria del cemento.

En el caso del hilo de poliamida 6, este proceso se realiza en Aquafil, uno de nuestros proveedores de hilo. Aquafil ha desarrollado una tecnología patentada en su planta de regeneración para convertir las fibras de la moqueta de poliamida 6 usada en poliamida 6 nueva una y otra vez.

Desso Renewable energy

3) Uso de energía renovable: Uno de los tres principios más importantes de Cradle to Cradle® (los otros dos son "los desechos equivalen a alimentos" y "fomentar la diversidad como en la naturaleza") es usar la energía solar actual, lo cual significa que ese uso de energía debe ser, en la mayor medida posible, renovable. De esta manera, las empresas Cradle to Cradle® como Desso garantizan que la mayoría de sus actividades y productos tengan un impacto positivo en el medio ambiente y en la salud de los seres humanos.

Durante el período 2007-2011, Desso redujo sus emisiones de CO2 en un 50% debido a su mayor uso de electricidad ecológica (principalmente hidroeléctrica y biomasa). Además, el tejado de la fábrica de Desso está actualmente cubierto por 25,000 m2 de células solares. El objetivo es que en 2020 solo se use energía renovable.

Desso Water Stewardship

4) Administración del agua: las empresas que siguen este camino deben demostrar que están usando los recursos del agua de un modo responsable y eficiente, y que los vertidos de las fábricas a los ríos locales sean lo más limpios posibles.

Desso social responsibility

5) Responsabilidad social: las empresas deben demostrar que cumplen con los más estrictos principios de responsabilidad en relación a su personal, y deberán esforzarse en garantizar que las empresas de su cadena de suministro no estén violando estos principios. Desso está comprometida a cumplir con la norma SA8000, establecida por la organización no gubernamental Responsabilidad Social Internacional (Social Accountability International, SAI). Es una de las primeras normas de certificación social auditable del mundo que abarca políticas y procedimientos que protegen los derechos humanos básicos de los trabajadores.

1)  Definidos de manera positiva: todos los componentes fueron evaluados como verdes (óptimos) o amarillos (tolerables) según los criterios de evaluación Cradle to Cradle®. Según lo descrito en el Programa de Certificación Cradle to Cradle® Versión 2.1.1, elaborado por MBDC en septiembre de 2008 y actualizado en enero de 2011.

  • Comparte esta página
  • twitter
  • linkedin
  • facebook
  • email